Es el segundo caso en apenas unos días, en que el Tribunal Supremo absuelve a una persona por los comentarios realizados a través de cuentas de Twitter. En esta ocasión se trata de la tuitera Mari Flor Martínez González, que a través de su cuenta @Mary_Says y otros pseudónimos estaba acusada de emitir mensajes que inciten “actos para que incremente mínimamente el peligro de comisión de delitos terroristas”, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía.

En la sentencia, el máximo tribunal español asegura que los tweets de Mari Flor no “denotan menosprecio o humillación a las víctimas”, sino que más bien al contrario “en el contexto que se emiten” para los jueces estos tweets “traslucen un humor mordaz o un ánimo crítico, ajeno a cualquier incitación violenta”.

Para el Tribunal es importante diferenciar entre “proclamar lo que el sujeto siente, es decir, sus deseos o emociones, exteriorizándolos a rienda suelta” y otra muy diferente buscar con una serie de mensajes incitar “a otros a cometer delitos de terrorismo”.

El Tribunal Supremo descarta así la propuesta de la Fiscalía de condenar alternativamente por un delito de incitación al odio, al valorar las circunstancias personales de la acusada y su declaración ante el tribunal, donde manifestó que “no era su intención ofender a nadie”. La Fiscalía pedía dos años de cárcel para Mari Flores. Algunos de los tweets que publicó decían “Mi coño es más pequeño que el maletero de Miguel Ángel Blanco. Eso sí es igual tengo más agujeros que él, mucho piercing digo”. Otro de los tweets por los que la Fiscalía presentaba sus acusaciones rezaba así “Voy a ir y me voy a inmolar en la puerta, soy la pro etarra de aquél artículo de vuestra mierda de periódico @intereconomía”, dirigiéndose al medio de comunicación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 8 =