La multinacional de origen sevillanó, que se encuentra negociando con la banca acreedora una inyección urgente de 110 millones de euros para afrontar sus compromisos más inmediatos como el pago a empleados y proveedores, tiene previsto comunicar a finales de esta semana si puede pagar las nóminas de sus trabajadores, según ha transmitido la empresa a los sindicatos CCOO y UGT, en función de cómo se desarrollen las negociaciones con los bancos.

Tras un encuentro de dos horas con la dirección del grupo celebrada en Madrid, el secretario general de Industria de CCOO, Agustín Martín, ha señalado a los medios que la empresa se ha comprometido a informarles de esta cuestión a finales de semana y ha avanzado que, de no abonar las nóminas, los sindicatos tomarán las medidas oportunas.

Desde la presentación del preconcurso de acreedores el pasado 25 de noviembre, Abengoa negocia con la banca una línea de liquidez para pagar a empleados y proveedores, que ascendería a unos 450 millones de euros para los cuatro meses que dura el proceso.

Según han indicado los sindicatos, la empresa ha cifrado estas necesidades de liquidez para atender a sus compromisos en unos 110 millones de euros mensuales, por encima de los 80 millones que baraja la banca.

Además, la firma sevillana ha asegurado a CCOO y UGT que está elaborando un plan de viabilidad que estará terminado en enero y que entonces celebrará una nueva reunión con los sindicatos para presentarlo.

Martín ha hecho un llamamiento a la empresa para encontrar una solución con la banca; a la banca, para que facilite a la empresa la financiación que necesita, y al Gobierno, para que intervenga en el conflicto.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Metal y Construcción de UGT, Carlos Romero, ha asegurado que la dirección ha sido «muy sensible» con el problema del empleo y que se ha comprometido a mantener abierto el diálogo. Romero se ha mostrado confiado en que, una vez que se logre la financiación necesaria, la solución al problema de Abengoa será fácil.

Con respecto a los posibles ajustes de plantilla, los sindicatos han apuntado que por ahora solo se ha suspendido la renovación de trabajadores temporales, aunque han sugerido que podrían estar dándose medidas más drásticas.

Los sindicatos también han reivindicado una comisión de seguimiento para evitar los despidos y han reclamado que se atienda a los proveedores, especialmente a los más pequeños.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − catorce =