Santiago Abascal, líder de Vox, ha mantenido en los últimos meses estrechos contactos con Matteo Salvini, presidente de la Liga Norte. Ambos políticos mantuvieron una larga conversación en la cumbre de Coblenza, el foro de partidos ultras en el que Vox recibió el espaldarazo internacional definitivo que fue fundamental para su éxito electoral en las pasadas elecciones andaluzas. Abascal y Salvini hablaron principalmente del “separatismo catalán, pues este partido italiano apoyó el proceso secesionista de Artur Mas en 2014”, según aseguró un comunicado de la formación ultraderechista española. Salvini se ha dejado fotografiar con esteladas en numerosas ocasiones –sosteniendo una en el patio de su casa, vistiéndola en la Cámara de Diputados o durante una visita a Alguer, la ‘terra irredenta’ del pancatalanismo en Cerdeña– y es claro su manifiesto apoyo al soberanismo de Puigdemont.

Santiago Abascal dijo en su momento que “estoy convencido de que Matteo Salvini es un hombre cabal e inteligente, y gracias a Vox dispone hoy de una información sobre el separatismo catalán que hasta ahora desconocía. Confíanos en que este encuentro será fructífero para los intereses de España y de su unidad”.

Además, Abascal y una delegación del partido mantuvieron el día 9 de noviembre una reunión con Louis Aliot, vicepresidente del partido Frente Nacional francés. Durante el encuentro, que tuvo lugar en el Parlamento Europeo de Bruselas (Bélgica), el líder de Vox conversó con Louis Aliot sobre las semejanzas que existen ente su partido y el Frente Nacional francés.

Algunos de los puntos coincidentes entre ambas formaciones son la defensa de los “intereses nacionales frente a los organismos supranacionales, el mayor control de las fronteras y de la inmigración masiva y la importancia de garantizar las identidades nacionales de los estados miembros de la UE”. “Estas coincidencias y la buena sintonía” entre ambos “abre la perspectiva de colaboraciones futuras”, según aseguraron fuentes de las delegaciones de ambos partidos.

La reunión se enmarcó en una serie de contactos que Vox ha mantenido estos últimos meses con partidos europeos que, “siendo diferentes entre sí, entienden la importancia de proteger la soberanía nacional de sus países y sus fronteras, advierten del peligro del mundialismo y no olvidan los verdaderos intereses de sus ciudadanos”.

Alguna de las formaciones con las que Vox está entablando contacto son el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ), Alternativa para Alemania (AfD), Fidesz-Unión Cívica Húngara del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, el Partido de la Libertad de Holanda y el Partido Conservador Popular de Polonia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =