¿Por qué abandonar nuestro color amarillo por el carmín o color coral como lo llaman?

Viene a cuento porqué han puesto a la venta, desde las distintas Agrupaciones de Catalunya, camisetas para el 11 de septiembre 2018 color coral, en sustitución de las amarillas.

El mundo reconoce Catalunya por el amarillo que, desde el primer momento de rebelión pacífica hemos mostrado. Nuestras camisetas, nuestros pañuelos, nuestros lazos son identificados a nuestra protesta. Hemos visto hermosas imágenes de Manifestaciones: amarillo en Calles y plazas, árboles y, playas. 

Mero consumismo. ¿A beneficio de quién?

Si lo que falta es colaborar en algo, ¿por qué no lo explican? Seguro que alcanzarían su objetivo simplemente comentando, cual siempre ha sucedido.

Se diría que es mucha la labor que tienen los dirigentes y que No deberían dedicarse a estas menudencias.

Por lo que a mi respecta seguiré luciendo mi camiseta amarilla, la que forma parte ya de mi- nuestra historia. Las que lucimos en todas las marchas, o en cualquier momento que la ocasión ha requerido y lo requiera. Orgullosos de Catalunya nuestro pequeño país.

No aceptamos que nadie pretenda, ahora, imponernos abandonar nuestro color amarillo. Consumismo inútil.

¿De dónde salen las camisetas? ¿Quién las fabrica?  15 euros para los adultos, 12 para los niños. Las economías familiares no están para dispendios prescindibles.

Me duele la imagen que recorrerá el mundo, algunos, obedientes, con camisetas color coral -semejante al de algún partido con los que no deben confundirnos-. Otros, imagino que mayoritarios, seguiremos con nuestro amarillo de siempre, el que hemos paseado por calles y plazas, el de nuestra esperanza que ansiamos llegue a feliz término y consigamos ganar la República. Mi NO rotundo, en este caso, a la obediencia

Demasiados dispuestos a ordenar. En Catalunya somos gente pacífica pero No nos gusta que nos impongan lo evitable. Imaginen familias largas con hijos-nietos: ¿presupuesto por camisetas año? Totalmente prescindible.

Nuestras economías son débiles pero, nuestro tesón sigue fuerte, inquebrantable. Estamos convencidos de nuestro proyecto: ganar la República pero no aceptamos que nadie ni nada nos manipule. Somos adultos, necesitamos expliquen motivos, razones explícitas si es que las hay.

Me siento republicana, amarilla.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Me cuesta creer-aceptar que Nadie opine lo que yo. Intereses creados, disciplina de partidos. Luchas por…Qué pensaran si digo no estar de acuerdo…
    Así funciona todo el mundo: unos pocos deciden, los demás, remanso mudo.
    Me reivindico AMARILLA ¡por la República!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =