Los dirigentes de Manos Limpias han decidido llevar a cabo una campaña para contrarrestar las informaciones que se están publicando, y, en especial, la del Caso Nóos. Para desmentir cualquier intento de desistimiento de la acusación de Cristina de Borbón a cambio de dinero, el entorno de Bernard decidió ponerse en contacto con los redactores de El Confidencial, que informan habitualmente sobre el tema, para entregarles un documento con el que querían demostrar que hubo negociaciones para desimputar a la hermana del Rey sin compensación económica. El Confidencial publicó dicho documento diciendo literalmente que “Manos Limpias llegó a confeccionar un escrito para solicitar la desimputación de la Infanta Cristina en el Caso Nóos a cambio de un pago millonario” .En la información se reconoce que el documento había sido filtrado por el entorno de la organización que dirigía Miguel Bernard. “Supuestamente, según el escrito, la única condición que exigía el sindicato de funcionarios para retirarse era que Cristina de Borbón admitiera, antes del inicio de la vista oral, que los hechos de los que sigue acusándola en estos momentos eran ciertos” se dice textualmente en la información.

Es la versión que mantienen en el entorno de Ausbanc y Manos Limpias. Que nunca hubo petición de dinero, y sí negociaciones sin contrapartidas crematísticas. Algo a lo que se apuntó hasta el mismísimo instructor del Caso Nóos, el juez José Castro. Ideas que han sido rechazadas por Santiago Pedraz quien considera acreditado que el verdadero motivo por el que la asociación de Bernard se planteó retirar su acusación contra la Infanta era porque esperaba obtener a cambio una importante suma económica de Caixabank y Banco Sabadell, según  señala en el auto de encarcelamiento de Pineda y Bernard.

Desde la cárcel de Estremera, Luis Pineda ha dado órdenes para que se impida este tipo de filtraciones desde lo que queda de su organización. La idea del presidente de Ausbanc es que los medios de comunicación han iniciado una campaña contra él que le ha obligado a cerrar  Ausbanc, que le ha desprestigiado profesionalmente, y arruinado económicamente. No obstante, en su entorno creen posible la defensa en los medios de comunicación. De ahí que insistan a pesar de que las jugadas que están llevando a cabo no les salen como ellos tienen previsto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 16 =