La tasa de ocupación de los profesionales con formación académica superior ha aumentado por tercer año consecutivo, hasta situarse en el 88,4%, lo que supone la tasa más elevada desde el año 2010, según un informe de Randstad.

Este año, además, se ha registrado el mayor incremento interanual de la última década, con un aumento de 1,7 puntos porcentuales entre 2015 y 2016.

En 2007, la tasa de ocupación de los profesionales con formación superior se situaba al borde del 95% (94,9%). Tras un ligero descenso en 2008, de medio punto porcentual, 2009 registró la mayor caída de la última década, con un retroceso en la tasa de ocupación de estos trabajadores de 3,5 puntos porcentuales.

Este índice fue descendiendo progresivamente, hasta alcanzar la menor cifra del periodo analizado en 2013, con un 84,2%. Desde entonces, la tasa de ocupación de profesionales con formación superior ha crecido durante tres años consecutivos, y ya se sitúa en el 88,4%, la tasa más elevada desde 2010.

Uno de los principales elementos que pone de manifiesto el estudio llevado a cabo por Randstad es que la formación académica de los profesionales está directamente relacionada con la empleabilidad de los mismos. Es decir, a mayor nivel de estudios alcanzado, mayores posibilidades de acceder a un empleo.

La tasa de ocupación en España se sitúa, en términos generales, en el 80%, si bien existen diferencias significativas en función de la formación académica alcanzada por el profesional. Los profesionales que cuentan con educación primaria como formación máxima cuentan con unas tasas de ocupación del 65,3%; los que disponen de educación secundaria, 76,3%; y los de formación superior, 88,4%. Hay más de 20 puntos porcentuales de diferencia, lo que refleja la incidencia de la formación en las oportunidades laborales de los profesionales.

Asimismo, el volumen de trabajadores con formación superior se encuentra en sus máximos históricos, con 7.696.700 ocupados, lo que supone un incremento de más de 240.000 trabajadores respecto a 2015.

Además de la positiva evolución de la tasa de ocupación en perfiles de formación superior, uno de los aspectos más relevantes que detecta Randstad es que ha crecido en 15 de las 17 regiones durante el último año. Las únicas dos excepciones son La Rioja y Cantabria, donde la variación ha sido del -0,9% y -0,1%, respectivamente.

Canarias, Castilla-La Mancha y Navarra son las comunidades autónomas que han registrado un mayor incremento respecto al año anterior, con crecimientos por encima del 2,4%. Catalunya y Galicia completan el listado de regiones que aumentan por encima del 2%. A continuación se sitúan Castilla y León, Galicia y Baleares, las tres con incrementos del 1,8%, por encima de la media nacional (1,7%).

Hay que tener en cuenta, además de la evolución, las oportunidades laborales que encuentran los profesionales en función de la región en la que se encuentren pues, si bien la media nacional se sitúa en el 88,4%, existen diferencias significativas. En esta línea, Navarra y Baleares son las comunidades autónomas con mayor tasa de ocupación entre los profesionales con formación superior, con 94,3% y 93,3%, respectivamente. Euskadi, Catalunya, Aragón y Madrid registran, todas ellas, índices de entre el 90% y el 92%. En el lado opuesto, Andalucía, Canarias y Extremadura cuentan con tasas entre el 82% y el 83%, a más de cinco puntos porcentuales de la media española.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce + 10 =