Durante 2016 se han tramitado 5.397 procedimientos de despido colectivo, suspensión de contrato y reducción de jornada, que han afectado a 86.576 trabajadores y a 3.999 empresas. De los ERE comunicados a la Administración se pactaron el 93%.

Por tipo de expediente, las suspensiones de contrato afectaron a 53.658 personas (el 62%), los despidos colectivos a 24.348 (24.28%) y las reducciones de jornada a 8.570 trabajadores y trabajadoras (10%).

Las personas afectadas por un ERE en 2016 pertenecían en su mayoría a empresas del sector industrial (46.609) y de servicios (31.766). En construcción fueron 6.670 las trabajadoras y trabajadores afectados, y 1.531 en el sector agrario

Por sexo, durante 2016 las mujeres han supuesto el 40% de las personas afectadas por reducción de jornada, el 36% en los despidos colectivos y el 21% en las suspensiones de contrato.

En comparación con 2015, los datos muestran un descenso del 30% en el número de empresas que han presentado ERE (1.676 menos), así como del 26% en los procedimientos (1.939 menos). También ha descendido en un 14% el número de personas afectadas por expedientes de regulación de empleo (13.946 trabajadores menos). Este descenso se ha concentrado en las suspensiones de contrato (8.640 trabajadores menos en 2016) y en las reducciones de jornada (5.082 afectados menos).

El mecanismo más utilizado por las empresas para reducir plantilla es la finalización de contratos temporales, al producirse el 83% de las extinciones por esta vía. Le siguen en importancia los despidos individuales, que suponen el 13% de las extinciones.

Los despidos colectivos constituyen tan solo el 1% del total de los ERE que se realizaron en 2016. No obstante, el descenso de tan solo 224 afectados por despidos colectivos entre 2015 y 2016 indica que las empresas siguen destruyendo empleo a través de este mecanismo.

De los 86.576 trabajadores afectados por ERE en 2016, 53.658 (el 62%) vieron su contrato suspendido por “motivos empresariales”. Dentro de este supuesto, las causas alegadas con mayor frecuencia han sido de tipo productivo (52% de los afectados), seguidas de “pérdidas actuales” (23%).

En cuanto a las reducciones de jornada, de las 8.570 personas afectadas, 5.106 pertenecen a servicios (el 61%); 2.956 a industria (el 33%) y 482 a construcción (5%).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + Nueve =