El pasado día 4 de noviembre la revista científica Nature publicó los resultados de una encuesta que versaba sobre los desafíos de la investigación. Los resultados fueron de los más desalentador: el 66% de los investigadores respondieron que se habían planteado dejar la ciencia y otro 15% había abandonado ya el sector.

Además la práctica científica quedó retratada en la encuesta como una actividad donde se produce enorme explotación laboral: más del 90% de los encuestados trabaja más de 40 horas a la semana y casi un 40% más de 60 horas.

 

“Mucho esfuerzo, poca recompensa”

El colectivo de Sevilla Ciencia con futuro (CCF) contactó con Nature para conocer los datos referentes a España, pero la revista no había registrado los datos desagregados por países, así que CCF decidió repetir la encuesta con algunas preguntas extra.

La encuesta se realizó a través de una utilidad de Google y se difundió a través del blog del colectivo y redes sociales, pudiendo cumplimentarse desde el 11 hasta el 30 de noviembre. Según CCF respondieron a la encuesta 1429 personas, de las que el 51,1% eran mujeres y el 48,9% eran hombres. De ellos, casi la mitad (48%) manifestaban trabajar en la universidad, un 45% en los OPIs (incluido el CSIC) y el resto (7%) en el sector privado. Los resultados completos de la encuesta están disponibles aquí.

Lo más reseñable de la encuesta realizada por este colectivo de científicos es que 7 de cada 10 científicos encuestados han considerado en alguna ocasión abandonar la ciencia. En la franja de edad entre 25 y 35 años son 8 de cada 10. Y un 59% afirmó que el desafío más importante al que se enfrenta la ciencia en España es la lucha por la búsqueda de financiación. Respecto al número de horas trabajadas, el resultado no ha sido tan escandaloso como el de Nature, aunque aún así un 31% de los encuestados afirma trabajar más de 50 horas a la semana.

 

Otros estudios, la misma realidad

Por su parte, los madrileños Ciencia para el pueblo realizaron también otra encuesta previa, titulada “Percepción de los trabajadores del sector científico”. Respondieron 1223 personas, de las cuales el 51,1% han sido mujeres y el 48,9% hombres, con una media 34 años de edad y cuyo lugar de residencia en un 83,9% era España. El estudio completo puede consultarse aquí.

Los resultados de Ciencia para el pueblo revelaron que los trabajadores científicos no se sienten bien representados y defendidos por las fuerzas sindicales (72,6%), además de que la inmensa mayoría de ellos considera que es necesario un sindicato propio (86,4 %). No es de extrañar esta desafección, ya que los profesionales del ámbito de la ciencia destacan por su enorme inestabilidad laboral: solo el 14,4% afirma sin lugar a dudas tener estabilidad laboral y el 54% poseer contratos de carácter temporal de investigador pre-doctoral o postdoctoral. El estudio también alertaba que el 71,7% respondió que actual modelo científico que se desarrolla en España no es el adecuado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. …Y colocarse de camareros, que es para lo que este país está preparado… Turismo= camareros, limpiadores… Bueno; también pueden trabajar limpiando retretes en Inglaterra, o en Alemania… ¡Es que esta gente joven lo quiere todo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − cuatro =