Van pasando los días con todas sus interminables noches de encierro en el Centro de Educación Infantil y Primaria Gómez Moreno de Granada, pero los ánimos no decaen entre los 40 alumnos y madres y padres que cada noche se turnan de media para mantener el encierro. Pese a ello, el Gobierno socialista de Susana Díaz mantiene oídos sordos a una protesta que sólo reclama que la gestión del comedor escolar del centro siga en manos de los propios progenitores, una iniciativa que ha recibido numerosos premios en los últimos años por su labor ecológica y de alimentación saludable, incluso por parte de la propia Administración andaluza.

Educación “no entiende” el motivo de la protesta y adjudica la concesión a un catering con múltiples denuncias

Este miércoles está prevista la ejecución definitiva de la concesión del comedor escolar de este colegio público granadino a la empresa de catering Mediterránea, que acumula numerosas denuncias por deficiencias en sus servicios.

Las madres y padres de los 200 alumnos del CEIP Gómez Moreno de Granada que hacen uso del comedor escolar están dispuestos a mantener su protesta, que se prolonga ya ocho días en las distintas instalaciones del colegio, acompañados con sus hijos. Ni la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ni su equipo de gobierno con la consejera de Educación, Sonia Gaña, al frente, han mostrado la más mínima predisposición a buscar un punto de entendimiento y basan su argumentación en que el Ampa del colegio no se presentó al proceso de selección.

El colectivo de madres y padres del CEIP Gómez Moreno vuelve a recordar que no se presentó al proceso de selección porque creen que “no tendría que haber salido nunca a concurso”, y que fue adelantada la licitación sobre la fecha prevista para que el principal criterio de adjudicación por parte de la Administración fuera estrictamente economicista, como es la bajada del precio del servicio por comensal. Otras cinco Ampa de Almería que sí se presentaron al proceso de selección también quedaron fuera de la elección, con lo que Andalucía se queda sin ningún colegio público con comedor escolar gestionado mediante el sistema de productos ecológicos de la comarca y con cocina in situ.

La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, visitó recientemente el comedor ecológico gestionado por los padres.

El delegado provincial de Educación, Germán González, asegura que su departamento no llega “a entender bien” el encierro de los alumnos y madres y padres en el colegio, porque considera que “la línea de diálogo está abierta”, puesto que el ofrecimiento de la Junta es que “no hay nada en contra de que las Ampas gestionen los comedores”. González vuelve a esgrimir el único argumento contra los encerrados: “En el caso del Gómez Moreno la dificultad mayor es que las familias no se presentaron”, recalca.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =