G.M.R., de 40 años y residente en la localidad sevillana de Dos Hermanas, se enfrenta esta semana a un juicio rápido en el que podría ser condenado a una pena de hasta cuatro años de prisión después de que el pasado viernes por la noche la policía hallara encerrado en el interior de un vehículo estacionado en doble fila a un niño de cuatro años llorando y con síntomas de hipotermia. Varias horas después, los agentes encontraron de madrugada a su padre, cuyo estado de ebriedad era evidente a primera vista, en el interior de un local de intercambio de parejas.

La policía tardó casi tres horas en localizar al padre en el interior del local, donde pagó con tarjeta

El individuo se enfrenta a una vista rápida en los juzgados de la localidad sevillana después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Dos Hermanas, en funciones de guardia el pasado sábado 10 de noviembre, acordara la libertad provisional con cargos del padre del pequeño. El juez le imputa un posible delito de abandono de menores, que, según el apartado 3 del artículo 229 del Código Penal establece que “se impondrá la pena de prisión de dos a cuatro años cuando por las circunstancias del abandono de familia se haya puesto en concreto peligro la vida, salud, integridad física o libertad sexual del menor de edad o del incapaz, sin perjuicio de castigar el hecho como corresponda si constituyera otro delito más grave”.

Pasaron más de tres horas desde que a las 22.45 del viernes la Policía Local recibió una llamada telefónica del propietario de un vehículo, que alertaba de que un turismo estaba estacionado en doble fila y no podía dejarle mover el suyo, hasta que los agentes pudieron encontrar al padre del pequeño en el interior del local de intercambio de parejas, en avanzado estado de embriaguez y después de haber abonado sus gastos con tarjeta de crédito.

El denunciante pudo ver en el interior del coche del detenido a un niño pequeño llorando “porque tenía frío”, según han declarado los agentes de la policía, que tras detener al individuo se pusieron en contacto con su madre para que se hiciera cargo del menor. La madre del menor, en estado de gestación, quedó en estado de shock tras enterarse de los hechos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =