En España hay 2,5 millones de mujeres con discapacidad  y sin embargo apenas las vemos o sabemos de la doble tarea a la que tienen que enfrentarse cada día por su doble condición. Gracias al trabajo incansable de instituciones como la Fundación Once, todo es más fácil para ellas. Teresa Palahí, su secretaria general, sabe bien lo que significa unir dos palabras como la de mujer y discapacidad, dotarlas de sensibilidad y fuerza y hacer todo lo posible para ayudarlas. “Somos un colectivo que necesitamos que se nos vea y se nos escuche porque tenemos los mismos anhelos que el resto de las mujeres. Es necesario visibilizarnos para no correr riesgos importantes como la discriminación o la falta de oportunidades”, explica en su entrevista en el programa #MujeresDeFrente11.

Si a este binomio sumamos otros factores como los de ser inmigrante o tener una orientación sexual diferente, las dificultades que tiene este colectivo acaban haciendo que sus vidas sean más complicadas aun. “Todas estas situaciones se interrelacionan y dan lugar a una discriminación múltiple. Por eso hay que poner un foco especial sobre todas ellas y trabajar de forma incansable para que esto no pase”, añade Palahí.

“El maltrato provoca discapacidades como trastornos mentales, pérdidas de audición, motricidad y visión o afecciones orgánicas internas varias”

Unos aprietos que saltan a la vista con datos como la tasa de actividad del 33,1% frente al 72% de las mujeres sin discapacidad o la del empleo “del 22,8% y la de paro, del 31,1%, frente al 55,1% y el 23,5%, respectivamente, de las mujeres sin discapacidad. A esto se añade la enorme dificultad de acceder a la justicia o al ocio”, recalca la directiva.

557 mujeres ayudadas a salir de la violencia de género

Por si todos estos aprietos fueran pocos, estas mujeres hacen frente, en absoluto silencio, a situaciones cotidianas de violencia de género. “Un 31% de las mujeres con discapacidad han sufrido o sufren violencia de género. En la Fundación Once en este último año hemos identificado y ayudado a 557 mujeres. Por eso es básico no solo concienciarnos de esta dura cifra, sino trabajar por su inserción social y laboral junto a otras entidades como la Fundación Integra, Cruz Roja o Afamer. Gracias a esta colaboración podemos acompañar a estas mujeres, les damos recursos y les ponemos en manos de expertos”, describe Palahí.

Para lograr este fin la Fundación cuenta con un protocolo de actuación que va desde el momento en que detectan estas situaciones hasta que las insertan y logran que se independicen con vida plena. “La mayoría de ellas vienen muy tocadas. Una vez se saben acompañadas demuestran la resiliencia que tienen, salen adelante con mucha fuerza, son felices e incluso ayudan con su ejemplo de superación a otras mujeres que viven las mismas situaciones”, recalca.

Una actuación que se hace aún más especial en la detección y seguimiento de las mujeres que están a cargo de diversas instituciones. “Tenemos que trabajar para que denuncien, sobre todo las que están institucionalizadas y que son un 68% de estas mujeres. A ninguna de ellas se les escucha y tienen además que sufrir violencia de género no solo de sus parejas o exparejas sino también de sus cuidadores. Todas ellas son un cero a la izquierda y sus palabras no tienen ningún valor”, añade.

Además Palahí pone negro sobre blanco acerca de otra realidad poco conocida: la de las mujeres que adquieren algún tipo de discapacidad a causa de la violencia de género y cuya edad cada vez es más joven. “Estas situaciones generan en ellas desde trastornos mentales, pérdidas de audición, motricidad, visión o afecciones orgánicas internas. Todas tienen la necesidad imperiosa de ser escuchadas. A veces lo difícil es verbalizarlo. A nosotras se acercan a buscar trabajo y cuando vienen sucede que es el momento en el que por primera verbalizan todo. Es justo en ese momento donde tenemos que poner todas nuestras capacidades para que esas mujeres se atrevan a abrirse y culminar el camino con ellas”, comenta.

Una asistencia, que si algo causa tanto en Teresa como en toda la cadena humana que trabaja en la Fundación, es la de afanarse aún más en su tarea. “Cada caso te rebela por dentro, nunca te acostumbras. Sientes indignación y rabia y la necesidad de trabajar con más fuerzas para ayudarlas. Por cada mujer que salga adelante, todo esto merece la pena. En esta sociedad reina el machismo por eso hay que levantarse y luchar, para que todo cambie. Lo que me acaba enfadando es lo que me hace crecer y avanzar. La injusticia y ver que las cosas no son como deberán ser, me da fuerza para superarme”, recalca.

Y es que esta mujer comprometida tiene claro que solo hay un modo de luchar contra esta triste realidad: con feminismo. “Me siento fuerte como feminista y con todas las ganas del mundo de poner mi grano en una sociedad igualitaria. Una sociedad machista no favorece a nadie, ni siquiera al hombre. Se pierden demasiadas cosas. Por eso necesitamos activar todos los recursos posibles y desarrollarnos en otros sentidos porque lo malo no es no ver, lo malo es no tener visión”, finaliza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Todos los días fomentando el odio y la psicosis contra el hombre,a todas horas,en todos los medios,ya controlados en el pacto de estado sobre como deben informar y ser instrumentos de la dictadura de genero feminista y crear la mayor psicosis contra personas por el sexo al que pertenecen y mantener el infernal negocio de las leyes de genero. incluso hablando con total naturalidad de “especializar” a los jueces obligatoriamente en “perspectiva de género”,es aterrador ver que todos los políticos se muestran a favor de tamaño disparate y añaden más ensañamiento contra el hombre, la Constitución, y los derechos humanos,y la igualdad ante la ley. Esto ha pasado recientemente en el Congreso,todos a favor del adoctrinamiento obligatorio de los jueces,tras haber creado las terribles leyes de género. Si esto se hiciera contra personas por el color de su piel entenderíamos el crimen que se está cometiendo contra personas simplemente por su sexo.Quieren poner en marcha cuanto antes las doscientas y pico de medidas contra el hombre todas anticonstitucionales y que ya cualquier falta sobre una mujer sea considerada del invento de género para poder pedir muchos más millones y mucho más ensañamiento contra el hombre, y así generar el problema para perpetuar su negocio y ampliar la terrible industria del género, la mayor injusticia contra la humanidad, contra la igualdad y los derechos humanos. El problema de la violencia se soluciona cuando dejen de provocarlo, y entiendan que la violencia no tiene género que la maldad no tiene género y que los terribles casos de violencia afectan a las personas indistintamente de su raza su género o el color de su piel. Es tal el nivel de concienciación que existe en España contra la violencia que prácticamente habría desaparecido,de no ser por esta perversa industria de los malos tratos, y las terribles leyes de género que representan lo que jamás un estado debe hacer y es violar la Constitución y los derechos humanos en sus leyes, porque la injusticia solo puede provocar más injusticia. Miles y miles de vividoras y vividores del género de esta perversa industria de los malos tratos que deja sin recursos a las personas verdaderamente maltratadas entre aquellas vividoras y personas sin escrúpulos que nos informan de los peligros del amor romántico, pero siempre del hombre contra la mujer,lo machista de la poesía de Neruda, “coeducadores,” vigilantes del pensamiento etcétera. La más perversa psicosis y generando el problema. La violencia de género termina automáticamente cuando termine el negocio y se deje de hablar de este invento perverso.

  2. Los discapacitados, indistintamente de su sexo,su raza, o el color de su piel están más expuestos a la violencia,y en mayor indefensión.Este sería un enfoque justo y no criminalizador.
    La ley de violencia de genero y el pacto de estado parten de un tremendo error.Es una ley hecha para proteger a todas las mujeres indefensas y víctimas de todos los hombres malvados y victimarios.Jamás da la posibilidad de que esto pueda ser a la inversa,ni siquiera en violencia psicológica.Se esta transmitiendo una idea perversa de hombre malo,mujer buena desde la más tierna infancia,que nada tiene que ver con igualdad y mucho con criminalización y discriminación por sexos.Se está creando un monstruo terrible con las leyes de genero y una terrible contradición que jamás ni tan siquiera puede servir para concienciar en igualdad,pues parte de una tremenda discriminación por sexos,e incluso viola la presunción de inocencia de todo el sexo masculino,se han creado tribunales solo para “juzgar”hombres,se ejerce tremenda psicosis contra el genero masculino,en todos los medios,a todas horas,incluso se transmite la idea de maldad del hombre en los colegios.Ninguna ideología,que no parte con verdadera igualdad,sino con terrible discriminación y criminalización por sexos,puede ser buena,sino algo muy peligroso.

     Solo hay que pensar que toda esta criminalización se estuviera aplicando a personas por el color de su piel, incluso trasladando está idea discriminatoria a la infancia, y se estuviera criminalizando a los blancos o a los negros con cualquier excusa, cómo que los blancos o los negros son más violentos y violamos sus derechos fundamentales en las leyes y generamos psicosis contra ellos. Esto está ocurriendo contra el hombre y todos miran a otro lado, y es algo perverso y muy peligroso.

  3. Las leyes de genero conllevan una enorme discriminación sexista por género, incluida la presunción de inocencia que es el todo para cualquier atisbo de defensa de la persona acusada y la maldad y la bondad no es exclusivo ni de hombres ni de mujeres sino de las personas.El hombre pasa a estar en una especie de libertad condicional que cualquier mujer sin escrúpulos podrá convertir en prisión a su antojo obteniendo enormes ventajas de forma automática, limitando los recursos de las personas verdaderamente maltratadas. Una ley justa, Constitucional,racional,eficaz,de concienciación, no discriminará jamás por el sexo de las personas,ni por su orentación sexual, y protegerá gays lesbianas intergenero,heterosexuales, todas las personas indistintamente de su raza su género el color de su piel,le serán respetados idénticos derechos constitucionales, y no se permitiría atacar y generar psicosis contra personas como está ocurriendo contra el varón heterosexual, perseguido detenido en tribunales “especializados” con “perspectiva de género”.Culpable de un delito es quien lo comete, jamás todo su género,su raza, ni los blancos ni los negros, los musulmanes, los hombres o las mujeres. Se debe ver cada caso y existen los agravantes, por machismo, hembrismo,superior fuerza física, etcétera.Lo demás es persecución, no por delito, sino por la pertenencia a una raza,un género ,un colectivo.Es recuperar el terrible derecho penal de autor nazi.No se puede esgrimir una plaga terrible de machismo patriarcado en la España actual. No existe,no es la causa del mal.Los terribles casos de violencia la maldad, la locura humana afectan a las personas indistintamente de su sexo,su género, el color de su piel, y representa lo más despreciable y repugnante del ser, y afecta a las personas, indistintamente si son hombres o mujeres, y especialmente en lo que se refiere a violencia psicológica la sufren muchísimos más hombres que mujeres actualmente con la terrible discriminación en derechos fundamentales que ejerce sobre él la Ley de Violencia de Género y que será multiplicada en discriminación, en el Pacto de Estado,contra todos los hombres,ya sin necesaría relación sentimental.Los “expertos” seguirán diciendo que aumentan las denuncias y las pondrán como “prueba científica” de la maldad del hombre y pedirán más dinero y leyes más injustas y discriminatorias contra personas y simplemente por el género al que pertenecen, en el mayor ejercicio de cinismo,crueldad y sinrazón,todo antes de abrir los ojos, arrastrando millones de inocentes consecuencia de convertir el Estado de Derecho en una cruel Inquisición de género.
    No se deben inventar conceptos para atacar y vulnerar los derechos humanos de personas, como “perspectiva de género”.Violencia de género, violencia machista terrorismo machista, genocidio machista. Tampoco se deben traer a la actualidad elementos del pasado, y que actualmenten no existen en España para cometer atentados contra la humanidad,como patriarcado o machismo, para atacar a personas por su sexo por su raza o por el color de su piel. Por mucho dinero que sustente una perversidad jamás se debe mirar para otro lado y permitirla. El culpable de un delito es quien lo comete pero jamás toda su raza su género su sexo todos los que tengan su mismo color de piel. Utilizar “perspectiva de género” en tribunales “especializados” en violencia de género contra el hombre, violando su presunción de inocencia y declarado culpable por ley, es la mismísima Inquisición que lanza la víctima al mar atado de pies y manos con un peso de 1000 kilos, y considerar que si se salva es inocente y si muere es porque era culpable. Cuando la injusticia viene con miles de recursos,infecta y corrompe. El mal se extiende y expande, aunque consiste en hacer saltar por los aires los derechos fundamentales que la Constitución reconoce y sobre los que no debe haber discriminación, ni positiva ni negativa porque es exactamente lo mismo, por raza,género-sexo,color de piel,o cualquier otra circunstancia personal.Hacer culpables a todas las personas de raza negra de los delitos que han podido cometer algunos de su mismo color de piel, es el mismo crimen que se está cometiendo contra todos los hombres, contra todas las personas de sexo masculino. Aplicar “perspectiva de color”. Sería inventar conceptos para convertir la justicia en la más perversa Inquisición y atacar a todos los negros.Sin duda las terribles leyes de género serán estudiadas como uno de los mayores crímenes contra la humanidad en pleno siglo XXI y en un supuesto estado de derecho, cometidos con el ensañamiento y aplauso de todos los políticos, todas las instituciones del Estado, invadidas por una ideología perversa y un feminismo radical contrario a la razón, a los derechos humanos, a la vida y a los principios elementales de todas las constituciones del mundo que son sus derechos humanos fundamentales, concebidos para evitar persecuciones, linchamientos,injusticias sobre inocentes.Cuando hay mucho dinero por medio,se permiten el lujo de,al mayor ataque contra la humanidad y los derechos humanos en las leyes más perversas inimaginables, llamarlas leyes de igualdad.
    Se supone que un Estado debe velar por los derechos humanos fundamentales que reconoce su Constitución,pero jamás violarlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 20 =