Partido decisivo en las aspiraciones de Tenerife y Getafe por retornar a la máxima categoría del fútbol español. Tras la victoria por la mínima del Tenerife en la ida, el partido se preveía intenso y así comenzó.

Con un guion similar al partido en el Heliodoro, el Tenerife comenzaría el encuentro con alta intensidad y buscando rápidamente balones en profundidad para la carrera de Amath que iba a asustar al conjunto madrileño en los primeros minutos. El Getafe sin embargo, pronto iba a igualar la intensidad del Tenerife y en el centro del campo tendrían lugar las primeras batallas del encuentro.

El equipo azulón era bien consciente de lo que se jugaba y en el minuto 9, un córner botado por Damián lo intentaba rematar en semifallo Jorge Molina, el rechace lo cazaba Faurlín que mandaba el balón al fondo de la portería tinerfeña, igualando la eliminatoria.

No le dio apenas tiempo al Tenerife a digerir el golpe, porque apenas  cuatro minutos después, una buena jugada entre Portillo y Chuli, terminaría en un pase a la frontal que remataba espléndidamente Pacheco al fondo de las mallas. 2-0 y el Tenerife, pronto contra las cuerdas con apenas un cuarto de hora de encuentro disputado.

Tuvo arrestos para incrementar la presión y buscar la portería contraria y pronto tuvo el conjunto isleño premio. Tras un fallo defensivo del Getafe, Aitor Sanz robaría un balón que llegaría a Gaku que pondría un gran balón en boca de gol al Choco Lozano que definía a la perfección, metiendo momentáneamente al Tenerife en primera división.

El conjunto isleño se sintió seguro en esos minutos e incluso tuvo la posesión del balón, aunque el partido iba poco a poco a volver a su guion original.  Un Getafe, tratando de controlar el juego y un Tenerife lanzando peligrosas contras donde Amath aparecía siempre para crear problemas a la zaga azulona.

Parecía que las cosas marchaban así al descanso, pero una gran jugada entre líneas de Portillo terminaría con un remate de Jorge Molina que sacaría el portero y Pacheco, de nuevo en boca de gol, recogería el rechace poniendo el 3 a 1 para los suyos.

El Getafe marchaba al descanso con un pie en primera. La segunda parte cambiaría radicalmente el guion, con transiciones más lentas y una presión más baja que en la primera parte. Un juego mucho más trabado donde iban a aparecer las faltas y cierta dureza en el juego.

El árbitro mostraría las primeras tarjetas y el público del Coliseo comenzaría a impacientarse con varias faltas sobre los suyos para las que pedían más castigo. Mora iba a tomarse la venganza por su mano y cazaría duramente a Aarón en una falta que se saldó en amarilla y pudo ser de otro color.

Chuli iba a retirarse tras un fuerte golpe en el minuto 70 para dar entrada a Álvaro Jiménez. Mucho juego en el centro del campo y algún intento de llegada pero en esta segunda parte, los equipos empezaban acusar la presión y no llegaban ocasiones claras. A falta de 10 minutos, llegarían los últimos cambios y el Tenerife, apostando el todo por el todo, iba a estirarse todo lo posible buscando el gol que valiese el ascenso.

El Getafe poco a poco se iría encerrando en su área y trataría de cortar todo el juego posible con el Tenerife ya volcado, buscaría el gol hasta el último momento. Amath era una pesadilla y a falta de dos minutos del final tendría una doble ocasión que mandaría fuera por muy poco, en un gran remate. Bordalás iba a retirar del campo a Pacheco ya fundido y entraría Peñas, defensa total sin complejos para el Getafe. Tras cinco largos minutos de prolongación y agotar todos los intentos, el Tenerife se iba a quedar a las puertas y el Getafe, lograba dar la vuelta a la eliminatoria y regresaba a primera división después de una gran segunda vuelta de liga y un trabajo magnifico en el playoff. Con sufrimiento al final pero lo cantaba la grada del Coliseo. (3-1) Los madrileños derrotan al Tenerife, suben a Primera y la grada canta “el año que viene Getafe-Leganés”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + Trece =