25/10/2016. Una muerta, una asesinada y las prisas de Internet

0

efe ideal

No es fácil publicar las noticias sobre los crímenes machistas. Más allá de evitar el clásico “Muere una mujer…”, estos asuntos requieren pies de plomo y una templanza que a veces cuesta.

Pongo el ejemplo de la mujer que apareció muerta la noche del sábado en su piso de Granada, en la calle Verónica de la Magdalena. El domingo por la mañana, algunos medios, sobre todo radios, abrieron con “la víctima número X de violencia de género”. Las noticias decían que “un particular” o “un individuo” la había encontrado muerta. También se supo que su compañero había sido detenido por una denuncia hacía un mes. Sin embargo, el tipo aseguraba que la víctima se había dado un golpe en la cabeza y había muerto, y que en ese momento ambos estaban ebrios.

La cosa es golosa: Una mujer muerta con un golpe en la cabeza. Un hombre denunciado anteriormente. La policía lo detiene en el instante en que la encuentran cadáver. El hecho de que la víctima hubiera retirado luego la denuncia, un clásico en los casos de maltrato. Etcétera.

Por eso, el domingo AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ O AQUÍ se dio la noticia de “Mujer asesinada a manos de su pareja”, o con enunciado similar.

Confieso que yo ya tenía la noticia a medio escribir. Todo parecía demasiado claro sin embargo…

Sin embargo, si no hay confirmación oficial, es mejor esperar. ¿Por qué no esperar? ¿Qué prisa tenemos en ser los primeros en anunciar la muerte? Los tiempos de internet no son los tiempos que maneja la muerte, de eso no me cabe duda. Por eso se cometen tantos errores.

Al día siguiente, ayer lunes 24, el Ideal de Granada publicaba (AQUÍ): “La autopsia no apunta a un crimen machista en el caso de la calle Verónica de la Magdalena.

***

Se da la circunstancia de que, solo tres días antes de que sucediera lo que acabo de explicar, habían encontrado los cadáveres de un guardia civil y su esposa. Los dos habían muerto por sendos disparos del arma del marido. También en este caso la mujer había denunciado malos tratos anteriormente y luego había retirado la denuncia.

Sin embargo, quizás por tratarse de la Guardia Civil, en este caso ningún medio corrió a darla por asesinada. Y así seguimos, esperando información oficial sobre qué sucedió.

***

Por eso decidimos abrir el lunes con un reportaje sobre este tipo de casos. Todos los que podrían ser asesinatos de mujeres a manos de sus hombres, pero que quedan pendientes de “clasificar” como tales.

ESTE fue el resultado.

Y todo el tiempo estuve pensando en la explosión que destruyó un edificio en Premià de Mar, aquella que nos dejó la imagen de un hombre desnudo abrasado colgando de los restos de su balcón. Se había comentado mucho la posibilidad de que fuera un crimen machista, y estos son asuntos que se me quedan dentro dando vueltas.

Hoy hemos sabido que él, presuntamente, manipuló la tubería del gas para matar a su compañera. Y la mató.

dramaticas-imagenes-explosion-premia-mar-1474203999814

***

Lo malo de precipitarse y que luego resulte que no era un crimen machista es que aportas argumentos a los mostrencos que manejan el argumento –falso, triste, ignorante y vil— de las falsas denuncias, y el del complot contra el macho.

***

Lo malo de no ofrecer esta información en los medios cuando sucede, es que a medida que pasa el tiempo, los periódicos y los informativos consideran que pierde interés y relevancia. Así que lo que podría haber sido una noticia de primera acaba convirtiéndose en un comentario de última esquina, si es que sale.

Sin embargo, la asesinada sigue siendo una víctima de un crimen machista lo mismo el primer día que si la investigación tarda un año.

***

Mañana, huelga estudiantil y manifestaciones. Empieza un curso que promete calorcito en las calles. Mi hijo dice que así es más divertido. Aquí estaré.


25/10/2016. Memoria hecha carne, Maricuela

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa explosión de Premià de Mar fue un crimen machista
Artículo siguienteLos radicales libres
Periodista y escritora, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha ejercido como periodista en El Mundo, Cadena Ser, Radio Nacional de España, El Periódico de Cataluña, Cuatro, Telecinco, Antena3 Televisión,... Ha sido (por este orden) redactora de calle, entrevistadora, reportera, guionista de radio y televisión, columnista política, analista política, columnista cultural, articulista, jefa de sección, jefa de redacción y subdirectora. Directora de D16.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ocho − seis =