La comarca de Benavente, en Zamora fue  el lugar elegido para la reunión de quienes prepararon el asalto a Ferraz.

El cónclave tuvo lugar el viernes 24 de septiembre. Su único y preciso objetivo: Fijar el golpe contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sobre todo tras conocer los informes que situaban el pacto del PSOE con Podemos y los nacionalistas como una opción real y en vías de negociación, como ya informó ayer Diario16.

En dicha cita se reunieron Susana Díaz con su mano derecha, Máximo Díaz-Cano, uno de los fieles de José María Barreda y de José Bono. José Luis Rodríguez Zapatero también asistió, así como el que fuera secretario general de los socialistas en Castilla y León, Julio Villarubia, que ejerció de maestro de ceremonias.

La foto de la reunión la completa, además de otros miembros del PSOE de diversos territorios, la ex secretaria de estado Soraya Rodríguez. Pese a no acudir, sí estaban al tanto otros líderes del partido, como Alfredo Pérez Rubalcaba y barones territoriales representados por diputados y miembros de sus direcciones.

El objetivo era claro: Evitar lo que Rubalcaba denominó el gobierno “Frankenstein” de Sánchez y promover una moción de censura en el comité federal tras tumbar la propuesta del secretario general de convocar un congreso extraordinario. El intento de Sánchez de comunicar antes el pacto de gobierno precipitó un plan diferente y rápido: La dimisión de los 17 miembros de la ejecutiva y con ello las consecuencias del sábado día 1 en Ferraz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

9 Comentarios

  1. Es muy probable que tambien hubiesen mas contactos y mas reuniones y seguro que ‘hombre blanco’ tambien estaria informado y representado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + 3 =