Los periódicos habituales titularon en sus ediciones digitales sus informaciones sobre los datos de paro registrado de diciembre del siguiente modo: El País: “La afiliación a la Seguridad Social registra la mayor subida en 10 años”; El Mundo: “El paro cierra 2016 con la mayor caída de la serie histórica”; ABC: “El paro registra en 2016 la mayor bajada de la historia”; La Razón: “El paro registra en 2016 el mayor descenso anual de la historia”.

Por su parte, diarios digitales cercanos al ideario liberal titularon del siguiente modo: El Confidencial: “2016 termina con 390.534 desempleados menos: la mayor bajada de la historia”; Vozpopuli: “El paro baja en 390.534 personas en 2016. Su mayor caída anual de la historia”; El Español: “El paro cayó en 390.534 personas en 2016”; OkDiario: “2016 cierra con 390.534 desempleados menos, el mayor descenso anual de la historia”; El Independiente: “El paro baja en 390.534 personas en 2016. Su mayor descenso anual de la historia”.

En la prensa independiente y progresista nos encontramos con los siguientes titulares: eldiario.es: “El paro registra la mayor caída de la serie histórica empujado por los contratos precarios”; Público: “El paro cae un 9,5% por el empleo precario”; Infolibre: “El número de parados desciende a los 3,7 millones de personas al finalizar diciembre”.

Como pueden comprobar en los diarios tradicionales y en los medios digitales con líneas editoriales cercanas al liberalismo económico los datos del paro registrado de diciembre son recogidos con el mismo optimismo que el gobierno. Son los medios independientes los que sacan a sus titulares la precariedad de nuestro mercado laboral como causa principal del descenso del paro.

 

Cifras contra realidad

En Diario16 ya indicamos que la salud de nuestro mercado laboral no debe medirse en los datos absolutos ya que son cifras que están manipuladas por tantos condicionantes que ocultan la realidad. Por un lado, los datos del paro registrado sólo indican las personas inscritas en las oficinas del SEPE como demandante de empleo. No obstante, si una persona está realizando un curso de formación o tiene contrato de prácticas no remunerado no computa. Por otro lado, la Encuesta de Población Activa también tiene tal cantidad de condicionantes para que una persona compute como desempleada que ofrece unas cifras que ocultan realidades que viven multitud de parados.

Los datos del paro registrado sólo indican las personas inscritas en las oficinas del SEPE como demandante de empleo

Centrarse en las cifras absolutas es quedarse con los aspectos cuantitativos del problema del desempleo en España. La Reforma Laboral del Partido Popular puso en manos de los empresarios las herramientas perfectas para maquillar la magnitud del paro en España al potenciar los contratos precarios, temporales, con salarios de miseria y de jornada a tiempo parcial.

En los años que gobierna Mariano Rajoy los datos del paro han sido una obsesión para el PP. Por esta razón se implementó la fórmula para destruir empleo digno y sustituirlo por el precario, transformar un empleo a tiempo completo en dos o tres a tiempo parcial con peores condiciones y menos derechos. Así es como se han maquillado las cifras. Así es como se ha logrado minimizar cuantitativamente el porcentaje de personas desempleadas.

La economía española ha crecido en 2016 por encima del 3%, es decir, que el PIB de España se incrementó en 3.500 millones de euros. Tradicionalmente se ha dicho que en nuestro país se creaba empleo neto cuando el Producto Interior Bruto crecía por encima del 2%. Sin embargo, actualmente no se crea empleo, sino que se crean puestos de trabajo.

Hay datos oficiales que desmienten al gobierno. Por un lado, tenemos la productividad. Desde que Mariano Rajoy es presidente en España se han perdido una media de 706 millones de horas anuales. La lógica dice que si el paro ha bajado a los niveles históricos que afirma el Ejecutivo la productividad tendría que haber crecido en la misma proporción. Sin embargo, no es así. La pérdida de horas de trabajo demuestra que la recuperación cuantitativa está basada en la precariedad del empleo que se crea, en el mayor número de contratos temporales y a jornada parcial. La propia Contabilidad Nacional nos indica otro dato muy revelador. Respecto al cuarto trimestre de 2011 nuestro mercado laboral ha perdido más de 1,5 millones de empleos a tiempo completo y se han sustituido por puestos de trabajo a tiempo parcial.

El mercado laboral ha perdido más de 1,5 millones de empleos a tiempo completo sustituidos por puestos de trabajo a tiempo parcial

Pero volvamos a los datos de 2016. La precariedad tanto de las condiciones de trabajo como salariales son los cimientos sobre los que se asienta la recuperación del empleo del Partido Popular. La temporalidad se ve reflejada en el número de contratos firmados. En el mes de diciembre se firmaron un total de 1.699.018 de contratos, de los que 1,58 millones son temporales, es decir, un 93% del total. El total de 2016 fue de 19.978.954 de contratos firmados, de los que un 91,42% eran temporales. Respecto al año 2015 se firmaron 1,4 millones de contratos más. Este dato demuestra que la recuperación del empleo se asienta sobre la precariedad.

Así han evolucionado los contratos desde que gobierna Rajoy:

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

A continuación, el gráfico muestra cómo se ha incrementado la temporalidad desde que gobierna el Partido Popular:

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Un mercado laboral que necesita de casi 20 millones de contratos anuales para obtener un descenso de 390.534 desempleados es un mercado de trabajo enfermo que basa su presunta recuperación en la precariedad tanto cualitativa como salarial y la Reforma Laboral de 2012 dio a los empresarios todas las herramientas para convertir en crónica la precariedad.

Los contratos a tiempo parcial también se han incrementado en 2016 respecto al año pasado en un 11%. Pero el dato que demuestra que el mercado laboral diseñado por el Partido Popular va en contra de las necesidades de la clase trabajadora es el referido a la parcialidad involuntaria, es decir, el número de trabajadores que necesitando tener un empleo a tiempo completo sólo pueden disponer de uno a tiempo parcial. Esta cifra se ha disparado a un 58% en 2016.

En otro orden de cosas veamos la tipología de los contratos firmados. Ya hemos dicho que un 91,42% de los contratos firmados en 2016 fueron temporales. La duración de estos contratos también se ha reducido en este año. Desde la aprobación de la Reforma Laboral, la duración de los contratos temporales se ha reducido en 42 días hasta llegar a los 51 de 2016:

3

Según los datos de diciembre de 2016, un 46,34 de los contratos eran eventuales por circunstancias de la producción que es la modalidad con una duración más pequeña. Recordemos que el 23% de los contratos temporales tienen una duración inferior a una semana.

El gobierno no habla del déficit de la Seguridad Social que superará los 18.000 millones de euros

Por otro lado, la protección al desempleo sigue en caída libre. 300.000 personas menos reciben prestaciones por desempleo respecto a 2015. Actualmente sólo un 55,7% percibe prestación. Si comparamos la cifra del paro de 2016 con la de otro año en la que la misma fuera similar (septiembre de 2009) nos encontramos con que hay una diferencia de 20 puntos porcentuales respecto a hace 7 años (75,8%).

Desde el año 2011 los trabajadores han perdido más de 31.000 millones de euros en concepto salarial. Este es otro dato que demuestra que lo que se busca es el crecimiento basado en la devaluación de los salarios y en el incremento de los beneficios empresariales.

Con estos datos podemos afirmar que 2016 es el peor año para el empleo desde que gobierna Mariano Rajoy. Se ha reducido el paro registrado, se ha incrementado el número de inscritos en más de medio millón de personas. Sin embargo, también se batirá otro record del que el gobierno no habla: el déficit de la Seguridad Social que superará los 18.000 millones de euros. No hace falta decir nada más.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × cinco =