Una primera parte con mucha intensidad y velocidad en el juego desde el primer minuto, con un Huesca muy mentalizado con lo que se jugaba. No estaba el conjunto aragonés dispuesto a dejar pasar la oportunidad lograda en su gran remontada al Levante del fin de semana pasado e impuso al choque mucha intensidad buscando desde el primer minuto la espalda de la zaga del Getafe y lanzando rápidos y peligrosos contragolpes donde solo faltó el acierto final de cara a puerta.

El Getafe se vio sorprendido por el Huesca y solo pudo parar sus acometidas en faltas, con un Faurlín que tuvo que multiplicarse en el centro del campo y que vio la primera tarjeta amarilla en el minuto 12 de juego, pudiendo incluso haber terminado la primera parte ya expulsado en alguna falta posterior.

El club madrileño fue asentando su juego y la posesión sin terminar de lograr frenar las acometidas del Huesca que lograba peligrosas llegadas e incluso, disponía de varios golpes francos donde Vadillo no acertaría con la meta defendida por Guaita.

 

En la segunda mitad, el partido discurrió por los mismos derroteros, con un Huesca intenso y volcado en su objetivo y un Getafe que no encontraba la forma de frenar al rival. A pesar de ello, fue el que conseguiría marcar primero. Jair derriba en el área a Jorge Molina tras una buena internada y el árbitro decreta la pena máxima. No fallaba Molina desde los once metros poniendo el balón lejos del alcance de Herrera.

 

El Huesca acusó el gol y tanto el equipo como la hinchada, se mostraban cada vez más desquiciados. El Getafe comenzó a encontrarse cómodo sobre el césped y al equipo aragonés cada vez le costaba más encontrar los espacios. Chuli, uno de los más activos durante la primera parte iba a combinar con Portillo que pondría un buen balón a la cabeza de Jorge Molina que hacia el segundo sin apenas oposición.

El segundo tanto, lejos de hundir al Huesca, pareció hacerle consciente de lo que se jugaba, decidiendo dar el todo por el todo, con la entrada de Vinicius y dejando en el campo, solo tres defensores puros. El primer balón si cabe que tocaba Vinicius en el campo, terminaba dentro de la meta de Guaita, recortando así distancias.

El Huesca con los ánimos renovados pondría cerco a la meta de  Guaita en varias ocasiones, con dos buenas acciones de David López que no acertaría de cara a puerta.

En el minuto 78, Anquela dio entrada el gran capitán oscense, Camacho, y este cambio, también resultaria determinante ya que, cuando el Getafe empezaba a dar por bueno el resultado, un balón en profundidad para David López terminaría en un balón al segundo palo para que precisamente Camacho lograse la igualada ya en el tiempo de descuento e hiciese explotar  El Alcoraz. Gran intercambio de golpes entre Huesca y Getafe que deja todo abierto para el partido de vuelta.

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + dos =