A lo largo de toda esta Champions si hay algo por lo que haya destacado el Mónaco es el descaro que ha mostrado cualquiera que fuera su rival. Probablemente esa característica, por raro que  suponga en un fútbol tan profesionalizado, haya sido uno de los factores que le han llevado tan lejos en esa competición.

En esta semifinal, los monegascos no han parado de remar para, al final, quedarse a cien metros de la orilla. Exhaustos por el esfuerzo realizado y eliminados. Con dos goles de desventaja en la ida, en Turín solo les quedaba una. Salir desde el primer momento a mantener el balón en su poder.

Es lo que hicieron, pero no fue algo que pillara de sorpresa a la Juventus. Que se dejó querer en los primeros diez minutos, cercanos a su área. Esperando su oportunidad. Que llegó, y no una sino varias.

Para jugar con el marcador a favor nadie mejor que un equipo italiano. Y si es con jugadores de tanta calidad como es el caso, pues miel sobre hijuelas. Primero fue Higuaín quien dejó a la grada con el uy en sus gargantas. Pero también tienen a ese Mandzukic reconvertido en un segundo delantero que aprovechó la ocasión que le planteó  Alves.

Lo de este jugador es realmente destacable. El brasileño en sus últimos partidos con el Barcelona parecía el típico lateral que se marcha libre para conseguir un gran contrato y cubrir el expediente. Pero no. Daniel Alves, en los dos encuentros, demostró estar viviendo una segunda juventud. La que le llevó a conseguir un golazo.

Demasiado castigo como para que el Mónaco pudiera hacer nada importante en la continuación. Aunque lo siguieron intentando sin que les pesara saberse fuera de la Champions.  Por supuesto, no me olvido del duelo Dybala-Mbappé. En esta ocasión la balanza se iba decantando  para el argentino. Entre otras cosas porque el juego de su equipo le benefició más que al francés el de los suyos. Pero él gol del delantero monegasco deja todo en tablas.

Un 2-1 que de nada servía a los del Principado, con un segundo tiempo que se trabó, con feas entradas por parte de los dos equipos. El Mónaco intentó jugar como en el Principado y volvió a perder ante la Juventus.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 19 =