Las vacaciones con niños no tienen por qué ser para nada aburridas. Hay quienes piensan que las vacaciones en familia, de alguna manera, se ven algo más limitadas por los más pequeños de la casa pero la realidad es que a día de hoy la oferta a este respecto es tan amplia que se puede encontrar siempre un buen destino para satisfacer las necesidades de todos. Disfruta de las escapadas en familia más divertidas a tan sólo un click de distancia. Sino te lo crees, echa un vistazo al listado que hemos preparado apto para todos y para todos los bolsillos.

  1. Visita el safari de Madrid. Es cierto que la capital no tiene playa pero, prácticamente, es lo único que le falta. En este caso no nos referimos al zoo, sino al safari. Para muchos es el gran desconocido pero se trata de una experiencia única que está a tan sólo 50 kilómetros de la capital. Aquí las actividades para niños son muchas porque además de aprender de primera mano algo más acerca de la naturaleza y los animales, podrán pasar el rato deslizándose por grandes toboganes o echar una carrera en los karts. Más de 200 especies están esperando y es que las escapadas con niños no tienen porqué ser costosas, tan sólo hay que saber qué planes hay cerca de uno.
  2. Safari en Alicante (Aitana). Quizás uno se encuentra más cerca de la costa levantina o bien apetezca estar cerca de la misma para disfrutar, algún que otro día, del mar. De ser el caso, una propuesta similar a la anterior pasa por visitar el Safari Aitana. Aquí los animales están en semilibertad con lo que se les puede ver actuando como lo harían habitualmente. Esta reserva tiene más de 1.500.000 m² y algunos de los animales más llamativos son sus leones o sus búfalos. A la hora de reponer energías, nada mejor que pasar por su restaurante africano.
  3. Acudir al Parque Nacional de Doñana. Seguimos con una actividad al aire libre porque es una de las cosas que más se echan de menos cuando uno vive en la ciudad y es importante que los niños también entren en contacto con la naturaleza desde bien pequeños para que aprendan a respetarla y a quererla. En esta ocasión la escapada nos lleva hasta Huelva y para hacerla aún más emocionante el recorrido se llevará a cabo en Todoterreno. Se trata de la zona natural protegida más importante del continente europeo con aves, anfibios, mamíferos y reptiles por doquier. Aquí es donde aún se pueden visitar linces (un animal el cual se trata de conservar a toda costa)
  4. Dormir con tiburones. No, no nos hemos vuelto locos y sí, es una actividad pensada para los niños. Se trata de una propuesta que llega de la mano de L’ Aquàrium de Barcelona. Esta actividad comienza con un juego en el que los más pequeños deberán seguir una serie de pistas a medida que aprenden sobre estos animales. Una vez que sea de noche se les ofrece una cena plagada de historias interesantes. A la hora de dormir podrán hacerlo allí mismo por lo que estarán rodeados de todos los animales del Oceanario. Una vez que despierten también se ofrece un desayuno mientras ven cómo despiertan los animales y una visita única a la zona técnica. Seguro que los niños vuelven con más de una anécdota por contar.
  5. Loro Parque Tenerife. Es uno de los zoológicos más conocidos del país y, como su mismo nombre indica, aquí los loros son los protagonistas. Si uno acude desde luego no se puede perder el espectáculo con los mismos pues suele dejar con la boca abierta a todos.
  6. Toboganes. ¿Alguien ha dicho toboganes? Pues ni más ni menos que 22 son los que esperan en Illa Fantasia (Barcelona) Aquí la diversión está asegurada para todos los públicos.
  7. Toca refrescarse. Y es que los parques acuáticos son de los más visitados cuando suben las temperaturas y es normal. En Aqualeon (Tarragona) además de toboganes encontrarás chorros de agua, cascadas, una piscina con olas… Y para lo más aventureros nada mejor que el Speed Boats.
  8. Zoomarine (Portugal) Este es un lugar perfecto para refrescarse en la piscina pero también para ver espectáculos con animales o pasar por su cine en 4D. ¿Alguien da más?
  9. Súbete al Tobotronc. ¿Aún no sabes lo que es? Pues toca irse a Andorra para descubrirlo, concretamente al parque de atracciones de Naturlandia. Se trata de un trineo biplaza que se desplaza sobre raíles y que uno mismo puede controlar. Eso sí, este tobogán es especial también por ser el más grande del mundo (5,3 km) y por ir descubriendo el bosque de la Rabassa.
  10. Parque de atracciones de Tibidabo. Barcelona tiene muchos encantos y sin duda alguno uno de ellos se encuentra escondido en el punto más alto de la Sierra de Collserola. Tan sólo ir hasta allí merece la pena por las vistas de la ciudad condal pero, además, se puede disfrutar de sus más de 25 atracciones en el parque de atracciones más antiguo de España.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =