03/11/2016. Lectores de futuro y ministros de pasado

2

img-20161103-wa0002

Hoy Mariano Rajoy hacía público su nuevo equipo de ministros y yo tenía que hablar de libros todo el día en el Festival Almoradiel Lee.

A las 12.30 de la mañana, más de 400 chavales y chavalas de entre 12 y 18 años se sentaban en el suelo de un polideportivo público a escuchar a dos escritores: Carlos Zanón y yo misma. Cuatrocientos de una población de 5.000 vecinos. Frente a 400 chavales y chavalas lectores, una pierde el interés por Sorayas y Cospedales.

***

Han aguantado la abstracción: Lo que no se nombra no existe.

Han aguantado la literatura: Faulkner, García Márquez y Kawabata.

Han aplaudido el análisis periodístico: Las cifras oficiales no son las cifras de la realidad.

***

Por la tarde, una madre se acerca a las firmas de libros: “siempre tengo que arrastrar a mi hija a las convocatorias, y hoy es el primer día que ella me ha obligado a venir a mí”.

Un coro de madres: “Y la mía”, “y la mía”, “y la mía”.

***

Los chavales y chavalas del instituto Aldonza Lorenzo de La Puebla de Almoradiel son el futuro. Hoy tengo la sensación de que el resto es pasado.


2/11/2016. “Contamos lo que ocurre, y por lo tanto somos molestos”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAsesina a cuchilladas a su ex esposa el día que se enjuiciaba el régimen de visitas de su hija
Artículo siguienteUna de espías

Periodista y escritora, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha ejercido como periodista en El Mundo, Cadena Ser, Radio Nacional de España, El Periódico de Cataluña, Cuatro, Telecinco, Antena3 Televisión,… Ha sido (por este orden) redactora de calle, entrevistadora, reportera, guionista de radio y televisión, columnista política, analista política, columnista cultural, articulista, jefa de sección, jefa de redacción y subdirectora.
Directora de D16.com

2 Comentarios

  1. Buenos días, soy Laura Sepúlveda la Concejal de Cultura y Educación de La Puebla de Almoradiel, ayer le di las gracias personalmente a Cristina por el regalo que supone este artículo para nosotros, el espaldarazo y el apoyo incondicional hacia un proyecto muy modesto aunque muy muy ambicioso, la cultura como fin y como medio. No se podría pedir más.

    En cuanto a mi personalmente ha sido como una catarsis, ya la tuve en mi infancia cuando mi profesor de matemáticas me dijo, en versión infantil, su “nena tú vales mucho” y me movió a la acción. Estos días este festival, con sus escritores, periodistas e intelectuales, me están movilizando a la acción nuevamente.

    Gracias Cristina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =